Estevirusloparamosunidos.  Todos contra el Covid19

Desde el CEMA queremos hacer extensivo, una vez más, nuestro máximo pesar por la enorme pérdida de vidas que está provocado la pandemia del coronavirus así como nuestro agradecimiento a todos los profesionales sanitarios y de otros servicios esenciales que, pagando un alto precio, están en primera línea de batalla en este largo periodo de alarma y confinamiento. Estamos frente a la peor crisis sanitaria de nuestra historia reciente a la que seguirá sin duda una crisis económica (caída del 5,3% en el 1T) y una crisis social que dejara de lado la crisis climática. Tras distintos periodos de alarma entramos ahora en el periodo de desescalada que inicialmente podría llegar hasta finales de junio. La actividad medioambiental esta lógicamente sobrepasada por la situación, pero en cierta manera, distintos informes relacionan el aumento del riesgo de pandemias con la destrucción de la naturaleza y el cambio climático. En la medida de lo posible y utilizando generalmente acciones digitales se han celebrado distintas conmemoraciones medioambientales: En el pasado marzo, el Día de los bosques el 21; el Día mundial del agua el 22; el Día Meteorológico Mundial el 23 y la  Decimotercera edición de la Hora del Planeta el 28.  En el presente abril, el 17 el Día mundial de la lucha campesina, el 22 el 50 aniversario del Día Mundial de la Tierra y el 25 el Día mundial de la concienciación del problema del ruido. El Gobierno, en cumplimiento al Reglamento (UE) 2018/1999 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de diciembre de 2018 sobre la gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima, remitía a la Comisión Europea el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), que, como es sabido, persigue una reducción de un 23% de emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990. El Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE trataba la propuesta de Ley de Clima europea que refleja el firme objetivo de neutralidad climática a 2050 como guía de todas las políticas europeas y las medidas del Pacto Verde en la ultima reunión informal del Consejo de Ministros de Energia. España se ha sumado en Bruselas al Pacto Europeo de los Plásticos, una iniciativa cuyo objetivo es acelerar la transición hacia la economía circular en el ámbito de los plásticos, eliminar los residuos plásticos del medio ambiente, reducir su uso innecesario y apostar por la innovación y el reciclado. También, junto a otros once Estados miembros de la Unión Europea, ha enviado una carta al Vicepresidente ejecutivo de la Comisión y responsable del Pacto Verde Europeo instándole a acelerar el calendario para la presentación de un compromiso más ambicioso de reducción de emisiones para el año 2030 y que analice qué elementos de los que integran el Pacto Verde pueden ir adelantándose para acelerar una recuperación verde y una transición justa, el European Green Deal, el Acuerdo de París y la Agenda 2030. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), modifica su estructura, reforzando las competencias en biodiversidad y transición justa. La COP 26 prevista para noviembre de 2020 en Glasgow se ha pospuesto al 2021 por decisión de la Secretaría de la convención y el Gobierno del Reino Unido. La contaminación del aire urbano cae más de la mitad durante el mes de marzo. Con las ciudades vacías, muchos animales, que antes tenían miedo a los humanos, salen con más facilidad o cambian sus comportamientos y en algunos casos se conceden permisos concretos de caza. Se publica un libro de fotografía colaborativo sobre el maltrato animal, en el que a través de la lente de treinta fotoperiodistas se retrata nuestro conflicto con los animales en todo el mundo. Inesperadas huellas fósiles de una selva tropical templada de hace 90 millones de años han aparecido en el fondo marino costero de la Antártida, lo que sugiere que el hoy continente tenía un clima excepcionalmente cálido en tiempos prehistóricos. Agotamiento sin precedentes del ozono estratosférico sobre el Ártico. Niveles bajos similares ocurrieron en la estratosfera, en 1997 y 2011. Como es sabido, 2019 fue el año más cálido en Europa desde que se tienen registros y en el verano así se ha manifestado en las Bases Antárticas Españolas Juan Carlos I, situada en la isla de Livingston y Gabriel de Castillo, ubicada en la isla Decepción. Ya este año, febrero ha sido en conjunto extremadamente cálido y marzo el séptimo marzo más húmedo desde 1965 y en el cuarto lugar en lo que llevamos del siglo XXI, asistiendo, desde casa, a una primavera realmente lluviosa en la mayor parte del país. Abril, hasta el momento, presenta un excedente de lluvias del 55%. La reserva hídrica española está al 65,4% (58,9% el pasado año) El IIE ofrece su apoyo a los Ministerios de Ciencia, Industria y Transición Ecológica para colaborar y asesorar para minimizar los efectos negativos en la sociedad española, que está causando esta pandemia del Covi-19.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *